Un ascensor o elevador es un sistema de transporte vertical, diseñado para mover personas u objetos entre los diferentes niveles de un edificio o estructura. Está formado por partes mecánicas, eléctricas y electrónicas que funcionan en conjunto para ponerlo en marcha. De acuerdo a su método de funcionamiento existen dos tipos: el ascensor electromecánico y el ascensor hidráulico u oleodinámico.

Realizamos inspección periódica de ascensores según la periodicidad establecida en función de su uso:

  • En edificios industriales y de pública concurrencia: cada 2 años.
  • En edificios de viviendas con más de 4 plantas ó 20 viviendas: cada 4 años.
  • Resto de edificios: cada 6 años.

EIC CONTROL, como Organismo de Control Autorizado (OCA), pone a su disposición un equipo de inspectores altamente cualificados para la inspección de su ascensor con el objeto de comprobar su buen funcionamiento.

El propietario o, en su caso, el arrendatario de un aparato de elevación y manutención, objeto del Reglamento de Aparatos de Elevación y Manutención (Real Decreto 2291/1985) ha de cuidar que éste se mantenga en perfecto estado de funcionamiento, así como impedir su utilización cuando no ofrezca las debidas garantías de seguridad para las personas o las cosas. A estos efectos, tendrá que cumplir las siguientes obligaciones:

  • Contratar el mantenimiento y revisión del ascensor con una empresa inscrita en el Registro de Empresas Conservadoras de la DGIEM
  • Solicitar la realización de las inspecciones periódicas con un Organismo de Control Autorizado
  • En caso de accidente, debe ponerlo en conocimiento de la DGIEM y de la Empresa conservadora.
  • Facilitar a la Empresa conservadora la realización de las revisiones y comprobaciones obligatorias